En tiempos de Herodes, rey de Judea, habia un sacerdote llamado Zacarias, del turno de Abias. Su mujer era de la descendencia de Aarón y se llamaba Isabel. Ambos eran realmente buenos ante Dios y llevaban una conducta intachable en conformidad con todos los mandamientos y ordenes del Señor. Pero no tenían hijos, porque Isabel era estéril; ademas, eran ambos de avanzada edad.
Sucedió pues, que, mientras él estaba de servicio delante de Dios, según el orden de su turno., le toco en suerte, conforme a la costumbre litúrgica. entrar en el santuario del Señor para ofrecer el incienso. Y mientras ofrecia el incienso, todo el concurso del pueblo se encontraba afuera, orando.

Entonces se le aparecio el Angel del Señor, puesto en pie, a la derecha del altar del incienso. Zacarias, al verlo, se turbo y lo invadio el miedo. Pero el angel le dijo:

Jan Van Eyck: Angel de la Anunciacion. Retablo del Cordero Mistico. Catedral de San Bavón, Gante (S.XV)

"No temas, Zacarias que tu oracion ha sido escuchada: tu esposa Isabel te dara un hijo, al que llamarás Juan. Para ti será motivo de gozo y alegría, y muchos se alegraran de su nacimiento. Porque será grande a los ojos del Señor; jamas bebera vino ni bebida embriagante, estara lleno del Espiritu Santo desde el seno de su madre, hara que muchos hijos de Israel vuelvan al Señor, su Dios, e irá delante de él con el espiritu y el poder de Elías, para hacer que el corazon de los padres vuelva hacia los hijos. y que los rebeldes vuelvan a la sensatez de los buenos, a fin de preparara al Señor un pueblo bien dispuesto."
Entonces Zacarías dijo al ángel: "¿En qué conoceré esto? Porque yo ya soy viejo, y mi mujer de avanzada edad."

El angel le contesto:

"Yo soy Gabriel, el que está en la presencia de Dios y he sido enviado para hablar contigo y anunciarte esta buena noticia. Pero mira, te vas a quedar mudo y sin poder hablar hasta el dia en que se realicen estas cosas, por no haber créido en mis palabras, las cuales se han de cumplir a su tiempo."

Entretanto, el pueblo estaba esperando a Zacarias y se extrañaba de que se entretuviera tanto dentro del santuario.

Cuando por fin salió, no podía hablarles, y entonces comprendieron que había tenido en el santuario alguna visión. El intentaba explicarse por señas, pues seguía mudo. Y cuando terminaron los dias de su servicio liturgico, regreso a su casa.

Despues de aquellos dias, su esposa Isabel concibió, y se mantenia oculta durante cinco meses, diciendose: "Asi lo ha hecho el Señor conmigo, cuando le ha parecido bien acabar con mi descredito ante la gente."

San Juan Bautista niño. Jean Auguste Dominique. Museo de San Carlos, Mexico (S.XIX)

En el sexto mes, el ángel Gabriel fue enviado de parte de Dios a una ciudad de Galilea, llamada Nazaret, a una virgen desposada con un hombre llamado José, de la casa de David. El nombre de la virgen era Maria. Y entrando el ángel a dondo ella estaba, la saludó:
"¡Salve, superdotada de gracia! El Señor esta contigo."

Anunciacion. Lorenzo di Credi. Galeria de los Uffizi (S.XVI)

Al oir estas palabras, ella se turbó, preguntandose que querria significar este saludo. Entonces el ángel le dijo:
"No temas Maria, porque has hallado gracia ante Dios. Mira: concebiras en tu seno y darás a luz un hijo, a quien pondras por nombre Jesus. Este será grande y sera llamado Hijo del Altisimo; y el Señor Dios le dará el trono de David, su padre, reinará por los siglos en la casa de Jacob y su reinado no tendrá fin."

Pero Maria pregunto al angel: "¿Como va a ser eso, puesto que no conozco varon?" Y el ángel le respondió:

"El Espiritu Santo vendrá sobre ti y el poder del Altisimo te envolvera en su sombra; por eso, el que nacera sera santo, y será llamado Hijo de Dios. Y ahi esta tu parienta Isabel: tambien ella, en su vejez, ha concebido un hijo, y ya esta en el sexto mes... la que llamaban estéril. Porque nada hay imposible para Dios."

Dijo entonces Maria: "He aqui la esclava del Señor, hagase en mí según tu palabra."

Y el ángel se retiró de su presencia.